Cómo pintar una habitación de temática Frozen

“Sólo un acto de amor verdadero puede descongelar un corazón helado.”

Frozen

frozen

Un año atrás, cuando todavía no tenía en mente éste blog, un amigo que sabe que las horas se me pasan volando al son de los pinceles y los nuevos retos, me dijo que se mudaba a un piso y que quería una habitación muy especial para su hija de 6 años. Una habitación basada en la película de Disney FROZEN. Me dio vía libre bajo la única premisa de que todo debía ser “low cost”. Así que ni corta ni perezosa me dispuse a hacer una habitación para toda una princesa y, atención, porque es facilísimo! 

Primero de todo, como en cualquier proyecto que se precie, hay que buscar información. En la red encontré éstas dos imágenes, de entre muchísimas otras, que me inspiraron y de las que finalmente saqué la idea.

Decorablog y Todobonito

Lamentablemente no tengo muchas imágenes del resultado ya que hace bastante tiempo de ello y no me dio por inmortalizarla (maldita sea!) pero os podéis hacer una idea con las fotografías que siguen. Tener en cuenta que era una habitación pequeña sin iluminación exterior propia y que, por aquel entonces, sólo tenía una triste bombilla y yo un triste teléfono para hacer la captura, así que ¡por favor! un poco de imaginación jaja.

frozen wall

1. Preparación de los materiales y utensilios necesarios.

Necesitarás:

  • Pintura: blanca, azul hielo (azul claro o gris azulado) y colorante azul cian, que sea más oscuro y/o intenso que el otro.
  • Hoja de acetato/plástico. Las de encuadernar sirven.
  • Plantilla de copo de nieve impresa en cartulina. En Pinterest podéis encontrar muchas plantillas gratuitas, en  el blog de What Mommy Does tenéis unas cuantas.
  • Cúter.
  • Dos lápices.
  • Celo o precinto.
  • Pinceles, cinta de carrocero, rodillos y papel de periódico.

Si quieres pintar a mano a OLAF necesitarás también:

  • Elegir un Olaf (hay infinitos en la red) dibujar su silueta y detalles grandes en una cartulina. Luego la recortaras a ras de su forma.
  • Pintura de colores acrílicos.
  • Pinceles.

Siempre existe la opción de comprar “stickers de pared” si no te sientes muy a gusto con hacerlo a mano, en AllyExpress o Amazon los encontrarás.

materiales

2. Preparar la pared.

Si la pared NO es blanca, procurar darle una primera imprimación con pintura blanca. No queremos que el color de debajo estropee lo que pintemos encima. Asimismo, si hay agujeros indeseados o “desconchones”, ahora es el momento ideal para taparlos con masilla. No hay que olvidar dejar secar siempre antes de seguir el proceso.

Una vez esté la pared seca y uniforme, marcaremos la franja ondulada a la altura deseada. Recomiendo que ésta sea lo más alta posible, de ésta forma el efecto óptico será que el techo de la habitación parecerá más alto. El método más sencillo para que la franja blanca sea de la misma medida en todo su recorrido es fabricando esa distancia con dos lápices: juntamos dos lápices formando un vértice con el “culo” de los mismos y marcando la distancia deseada con las puntas (procurar que ambas estén afiladas). Una vez tenemos la distancia deseada, fijar ese vértice con celo, precinto, cinta de carrocero… Y ya tenemos la plantilla de la tira hecha.

(Si vais a pintar a Olaf a mano, marcar su silueta con un lápiz en el lugar dónde va a estar y pintar la silueta base en blanco.)

Protegemos el suelo con papel de periódico y las juntas de la pared que no queremos que se manchen con la cinta de carrocero, así como el mobiliario que pueda verse afectado (enchufes, mesitas, armarios, lámparas…).

3. Pintar  la base.

Pintamos primero, de forma uniforme, la zona superior del color más claro. El color claro en la parte de arriba ayuda a que la pared parezca ópticamente más alta. (Hay que intentar reservar lo máximo posible las marcas que hemos hecho a lápiz sin que se manchen). Tener en cuenta que de ese bote de pintura luego sacaremos el otro tono, con lo cual, una vez la mezclemos ya no tendremos posibilidad de volver al azul hielo anterior sin comprar otro bote. Así que, nos aseguramos que una vez seco el tono sea el deseado para no tener que volver a usarla.

Una vez terminada la parte superior, añadimos poco a poco el colorante azul hasta conseguir el nuevo color deseado. Lo mejor es hacer pequeñas pruebas sobre la pared ya que en ocasiones el color cambia bastante al secarse. Una vez se logra el tono deseado, pintamos toda la zona inferior de la pared.

Una vez terminado, y antes de que se seque, retirar toda la cinta de carrocero, de lo contrario la pintura se secaría y podría desconcharse.

plantillas

4. Pintar la tira y los copos.

Ahora viene mi parte favorita, aquella en que todo empieza a cobrar forma: los detalles.

Empezaremos pintando la cinta que hemos marcado con el lápiz en color blanco. Posiblemente haya que darle un par de pasadas para que el blanco no tenga manchas. Se puede utilizar una brocha gorda para el centro pero aconsejo que los bordes se hagan con un pincel más fino para que quede lo más nítido y suavizado posible.

Una vez pintada toda la tira, cogemos la plantilla del copo de nieve que hemos hecho en plástico. Tener en cuenta que los bordes no quedarán nítidos ni el blanco será opaco, esa es justo la gracia, que sea ligeramente traslúcido para que tenga más efecto de hielo, de fragilidad… Como conseguimos esto? pintando a “toquecitos”. Con una mano nos aseguramos que la plantilla no se mueva y con la otra vamos dándole suaves toques con el pincel en blanco hasta haber pintado el copo al completo. Que los bordes no queden definidos y no hagan un corte brusco, sino ligeramente borrosos e imprecisos, enfatizan esa sensación volátil. Hay que tener cuidado con que la pintura no chorree, eso es muy importante porque de lo contrario nos estropeará todo el trabajo hecho anteriormente. El pincel ligeramente seco es mejor.

Esparciremos los copos de la forma que más nos guste. Yo lo hice más o menos como la foto de la derecha, únicamente en la parte inferior, pero eso ya depende del gusto de cada uno.

5. Los personajes.

Ahora que ya tenemos nuestra pared lista y seca… ya podemos colocar/pintar nuestros personajes FROZEN!!!

Y ya tenemos nuestra habitación FROZEN completa!

Qué os parece el proyecto? Habéis creado alguna vez una habitación temática para vuestros hijos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s